Traer emprendedores de otras latitudes a Chile para que desarrollen sus ideas y de paso provoquen externalidades tan interesantes como la empleabilidad y el traspaso de know how, resulta simplemente una idea genial. Y no solo a mí, ya que el proyecto de StartUp Chile ha sido reconocido por importantes publicaciones en todo el mundo.

Con 10 años frente a DiarioPyme, puedo decir que soy uno de los emprendedores más “viejos” en Chile y, por ende, he visto nacer, crecer y morir a miles de miles de ideas de negocio, muchas de las cuales ni siquiera alcanzaron la etapa de la formalización. ¿En qué fallaron?

No existen razones commodities para explicar el fracaso de un emprendimiento, pero me atrevo a describir 7 elementos que han estado presentes en casi la totalidad de los proyectos truncados. Antes, eso si, quiero aclarar que mi diagnóstico escapa a las razones tradicionales que explican el fracaso, tales como el financiamiento y los problemas societarios, y más bien se centra en la actitud:

1) Los proyectos no son escalables, es decir, están pensados para un mercado pequeño como el chileno y nada más. El que emprende no mira el mundo ni destina tiempo en generar redes internacionales.

2) Ser testarudo en algunos aspectos de la vida es un don, pero en los negocios es vital una cuota importante de flexibilidad. Entre la idea y su ejecución todo puede cambiar, pero muy pocos están dispuestos a reescribir todo de nuevo.

3) No hay tolerancia ni templanza a la crítica: el que emprende escapa de quienes les muestran sus errores y se quedan embobados con los aplausos.

4) Hay dos grupos intransigentes: el empresario tradicional cree que sacándose la corbata ya es parte del mundo de aquellos que jamás la usarían. Los que han tenido éxito supieron lidiar mejor con ambos roles sin perder su propia identidad.

5) No se habla abiertamente del fracaso, más bien se esconde. Entonces, ¿cómo puede haber aprendizaje?

6) Facebook y Twitter hacen sentir a quien emprende que hay mucha gente “amiga” que “gustan” de sus contenidos y ofertas, pero olvidan que las redes de contacto se hacen y mantienen personalmente. Las redes “unplugged” jamás perderán vigencia.

7) La palabra “venta” no aparece en el diccionario. Este último punto me parece el más crítico, ya que la sangre de una empresa son los ingresos. Muchos se sienten satisfechos con ganar aplausos y golpes en la espalda en vez de aumentar el monto de la Cuenta Corriente.

La llegada de emprendedores extranjeros debe ser vista como una gran oportunidad de romper con lo anterior y aprender de personas iguales a nosotros, pero tan diferentes al mismo tiempo. De corazón, espero que cada emprendedor que sigue mi blog entienda todo lo dicho entre líneas.

Nos vemos al otro lado.

One thought on “7 razones por las que fracasa un emprendedor chileno”

  1. Ahh, este tema me apasiona, el averiguar porque los emprendedores fracasan, en particular los Emprendedores de Empresas (Negocios) es una cuestión seria y digna de ser estudiada por expertos, no es un tema menor porque de los emprendedores surgen la mayor contidad de innovaciones y la mayor cantidad de puestos laborales en todo el mundo.-

    El tema es que en Latinoamerica y quizás en el mundo no exista una escuela que enseñe a ser emprendedor de negocios – a los niños se les enseña matemáticas, idiomas, ciencias, cultura, administración, etc pero nada de negocios – al parecer en las escuelas el solo pensar en NEGOCIOS es casi como invocar al mismo demonio, en las escuelas no se habla de dinero que cambia de manos – con solo mirar los manuales de los niños, adolescentes y jóvenes nos damos cuenta que no hay nada que hable de la esencia de un negocio.-

    Yo leo el manual de mis hijos y todos los ejemplos de uso de dinero son del niño que va a comprar algo – ninguno de un niñó que vende algo o le agrega valor a algo que tiene y lo vende mas caro.-

    Seguramente alguien dirá “bueno pero en todo lo que se le enseña, van las bases de un negocio”, pues NO, un negocio implica ser creativo, ser astuto, tener visión, tomar desiciones arriesgadas, tener ciertos valores específicos, etc, etc.-
    Es mucho mas que administrador de empresa o director de empresa, ya que estos son puestos dirigenciales dentro de la estructura que desarrollo EL EMPRENDEDOR.-

    El problema es el de siempre, es educacional – hagamos una encuesta en las escuelas y universidades, y nos daremos cuenta que la mayoria sueña con trabajar para otro, o a lo sumo tener un autoempleo como profesional (abogado, médico, contador, etc) y muy pocos dirán que quieren inventar algo o emprender un negocio.-

    Sostengo que es un problema del sistema educativo formal y familiar.- Dicen nuestros mayores “estudía, recibite con buenas notas, y tendras un buen empleo”

    Muchas gracias por permitirme participar

    Saludos desde Patagonia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *